Imprimiendo los metales del futuro

Después de Curiosity la NASA ha perfeccionado una manera de crear nuevas “aleaciones” utilizando una impresora 3D.

Si por alguna razón quisieras construir una nave capaz de ir al espacio y regresar a salvo, una impresora 3D sería extremadamente útil. Tener la habilidad de moldear cualquier pieza, presionar un botón en el ordenador y vera aparecer lentamente frente a ti parece algo salido de una obra de ciencia ficción. Y ahora NASA quiere llevarlo un paso más allá, creandouna impresora que sea capaz de cambiar el metal con el que imprime para crear diferentes gradientes con las aleaciones.

Estos nuevos materiales habían sido teorizados durante años  y habían estado en desarrollo desde 2010, pero no fue hasta después de el éxito del Curiosity que se comenzó a investigar la viabilidad de imprimir estos metales. En un principio podrían sonar poco útiles o demasiado elaborados, pero sirven para un fin bastante simple: hay aplicaciones donde un extremo del metal necesita una característica que el otro lado no necesita o no es capaz de proveer.

Un ejemplo de esto podría ser una pieza con blindaje para evitar que la basura espacial penetre la nave, pero para mantener el peso bajo control durante la fase de lanzamiento el interior de la aleación podría tener menor fuerza y menor peso. Esto tendría aplicaciones en la industria automotriz, aeroespacial y, más adelante, en los bienes de consumo.

Impresora 3D imprimiendo la cabeza de Yoda

El principal cambio con el proceso consiste en que a diferencia de las impresoras 3D tradicionales que depositan el polvo metálico de arriba hacia bajo y después lo funden con un láser, este nuevo sistema utiliza una varilla circular con polvos metálicos para crear las combinaciones necesarias, y como todo lo guay y sagrado que hay en esta vida, funciona, también, con un láser.

Via: Fayer Wayer

Amazon lanza su propia tienda de objetos personalizables impresos en 3D

amazon-3d.png

Amazon da el salto a la impresión en 3D. En concreto, el gigante del ecommerce acaba de anunciar la creación de su propia tienda de productos 3d, que tiene ya su propia categoría en su portal web. Lo han llamado 3D Printing Store y la idea es que cualquiera pueda elegir los productos que allí se listan, personalizándolos a su gusto. Entre las distintas categorías de productos ofertados se encuentran accesorios, juguetes y objetos de decoración.

Por ejemplo, y como podéis ver en la imagen, el usuario puede diseñar su propio portatarjetas de plástico indicando color, texto y logo. También hay muñecos (en los que puedes seleccionar su aspecto), puzzles y hasta gemelos con iniciales personalizadas. En total, más de 200 productos de impresión “bajo demanda”, según explican desde Amazon.

Por ahora, eso sí, no permiten que sea el cliente el que suba sus propios diseños. Desconocemos si esto está en los planes de la compañía para el futuro. Eso sí: desde España, y como suele ser habitual en todo lo que anuncia Amazon al otro lado del Atlántico, tendremos que esperar ya que estos objetos no se envían a nuestro país. Si les funciona bien en Estados Unidos no sería de extrañar que pronto viéramos esta misma tienda en el resto de tiendas Amazon internacionales.

Via: Xataka

Itseez3D, una ‘app’ para escanear en 3D con la cámara del iPad

occipitalsensor

Si hubiese una característica que pudiera definir un rasgo fundamental de la industria tecnológica esa estaría relacionada con un crecimiento a una velocidad exponencial. No hace mucho Metaio presentaba su tecnología de realidad aumentada y el proyecto Tango de Google nos adentraba en las capacidades increíbles de un dispositivo móvil para ver el mundo que nos rodea en otra dimensión. Ahora Occipital, una empresa de San Francisco, da un paso más y demuestra que escanear un objeto en 3D no depende de tecnologías poco accesibles o en fase de desarrollo, sino que se puede convertir en una opción más de nuestros dispositivos móviles.

Sus comienzos se relacionan con una campaña en Kickstarter que ganó el apoyo de 3.500 fans y ayudó a recaudar una suma de 1,2 millones de dólares que se ha convertido en una buena inversión para empezar a desarrollar un sensor que pueda escanear el entorno en 3D. Sorprendentemente, la parte difícil llegó cuando tuvieron que explicar a su público de lo que iba el proyecto:

“Hemos perdido mucho tiempo intentando explicar en Kickstarter: ¿por qué es importante? ¿Qué tiene bueno y qué permitirá hacer en el futuro? Es difícil transmitirlo en palabras hasta que no empiezas a construirlo”

structuresensor

Una tecnología que ‘entiende’ el mundo real

Los primeros modelos del Structure Sensor (con un precio de 399 dólares) ya están listos para ser enviados y probados por los usuarios de Kickstarter que han apoyado la tecnología desde el principio. Pero ¿qué novedades les traerá el sensor exactamente?

“El Structure Sensor da a tu dispositivo móvil otro sentido, no solo captura el mundo pero también llega a entenderlo”.

Esta es una de las definiciones con la que el CEO y fundador de Occipital, Jeff Powers, mejor define el verdadero potencial del dispositivo. Structure Sensor ha sido diseñado para cambiar la forma en la que interactuamos con el entorno usando la tecnología de la computación espacial. Una de sus cualidades más importantes es su fácil adaptación al iPad, una tableta que se ha elegido especialmente por asegurar la mejor experiencia de usuario.El hardware se reduce a una estructura muy cómoda, especialmente diseñada para encajar a la forma del iPad y un cable conector que permite transmitir los datos. Por otro lado, la tecnología se puede experimentar usandola aplicación Itseez3D para iOS que acompaña el sensor. Con los dos elementos que trabajan conjuntamente el usuario puede usar un iPad para obtener imágenes en 3D de los objetos o personas que le rodean.La resolución de la cámara permite captar las dimensiones en profundidad y un sistema de realidad aumentada potencia el proceso de escaneo. El resultado final es un modelo en 3D muy realista que ha capturado en una perspectiva de 360º el color y la información estructural del objeto escaneado.

Escanear en 3D se convierte en una práctica común

Las posibilidades de la aplicación no paran aquí. Itseez3D permite enviar la imagen del objeto por correo o subirla a la nube como por ejemploSketchfab, donde se puede procesar e implementar en un videojuego o una aplicación móvil. Otro uso que se le puede dar es el de imprimir directamente los objetos escaneados en el caso de que el usuario disponga de una impresora en 3D.La aplicación para escanear el mundo real en dimensiones muy precisaspuede facilitar el trabajo de ingenieros, diseñadores, arquitectos y en general de todos los profesionales que realizan una actividad que supone la captura y el procesamiento de imágenes. Y no menos importante, Itseez3D no quiere perder de vista a los consumidores que podrán sacar provecho a la aplicación sin tener que acudir a la tecnología de los videojuegos u otros dispositivos caros:

“La aplicación se dirige a los consumidores así que cualquiera que tenga un iPad y un Structure Sensor pueda hacer modelos en 3D maravillosos”.

Itseez3D se puede descargar del App Store de Apple y aunque de momento funciona sólo para el iPad Air y el iPad 4, sus desarrolladores aseguran que la adaptarán a otro sensores 3D de dispositivos móviles a medida que estén disponibles.He aquí un tutorial de Itseez3D en el que se explica cómo escanear personas en 3D.

 Via: TIC BEAT

BMW dotará a sus operarios de guantes personalizados impresos en 3D

La impresión 3D entra en la fábrica bávara para dotar a algunos de sus operarios de una parte muy concreta de la equipación que necesitan para trabajar. Se trata de una protección especial para el pulgar que algunos trabajadores llevan sobre los guantes de protección con los que colocan determinadas piezas. Se trata de conseguir eficiencia en la tarea asignada así como una protección más adecuada y sólo la técnica de impresión 3D permite conseguir una pieza completamente adaptada a la morfología propia de cada individuo.

Una pieza protectora sobre el pulgar de los operarios ya viene empleándose desde hace años en las fábricas de automóviles de BMW, pero aunque haya varias tallas, no todas las manos son iguales y a pesar del popular dicho de “le queda como un guante” una parte tan expuesta al estrés por la labora desarrollar necesitaba una adaptación mucho más personalizada al operario. Y aquí es donde llega la impresión 3D al rescate.

Con la ayuda del Departamento de Ergonomía de la Universidad Técnica de Munich se ha desarrollado una funda flexible para el pulgar que ha sido modelada exclusivamente para cada pulgar de cada operario que trabaja en ese puesto, de manera que se ajuste a la perfección al dedo.

La labor que requiere de tan específica protección es la de colocar determinadas juntas de plástico por presión, y dicha presión se efectúa con la yema del pulgar.

pulgar bmw 1

La funda que se consigue mediante impresión 3D  está hecha en poliuretano termoplástico reforzado y permite al pulgar realizar movimientos articulados pero cuando se coloca el dedo en determinada posición las piezas que componen esta funda quedan bloquedas a fin d e contribuir a efectuar la presión de forma adecuada.

pulgar bmw 2

Al inicio del proceso se escanea desde diversos ángulos la mano del operario para obtener un modelo tridimensional de la misma  y a partir de ahí se da forma a la pieza que protegerá el dedo pulgar de una manera tan personalizada. No es la primera ve que la impresión 3D se emplea en BMW, puesto que ya en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 se utilizó esta técnica para crear las sillas de ruedas personalizadas para los miembros del equipo paralímpico de Gran Bretaña.

Via: The Inquirer